¡Volvemos a la carga!: Actuación «Todos con La Palma» y… ¡nueva pardilla!

Hola, sí tú… ese o esa que nos estás leyendo…

Hace mucho tiempo que no nos leías y no sabías de nuestras aventuras, lo sabemos. Llevamos un tiempo ocupadas y hemos estado algo perdidas, pero ya estamos de nuevo activas y en modo ON para darlo todo y volver a salir de rondas, parrandas, certámenes y lo que venga.

A disfrutar y que disfruten con esta Tuna Femenina de Distrito de la Universidad de La Laguna. 

¿Ah, espera, que no nos crees? Pues sigue leyendo.

Poco a poco, vemos cómo todo fluye, volvemos en cierta manera a la “normalidad” después de esta pandemia. Nuestra ciudad universitaria comienza a llenarse de estudiantes y los bares a llenar sus terrazas de gente, murmullos y jolgorios. Y es que podríamos decir que poco a poco empezamos a ver algo de luz en este largo y oscuro túnel.

Pero hoy no estamos aquí para ponernos tristes, sino todo lo contrario, queremos contarles nuestras nuevas aventuras, de las que estamos muy contentas. 

Primero, debemos comenzar a recordar algo que a nosotras personalmente nos llega al corazón, pues una de nuestras compañeras decidió junto con su enamorado, dar el gran paso: caminar por el largo pasillo hasta el altar, y decir “Sí quiero”.

Pero antes del gran día, acudimos a La Laguna Gran Hotel para dar una bonita y romántica ronda sorpresa al novio. Y justo al día siguiente, los acompañamos en ese día tan importante.

Ya luego en el bodorrio y después de tener las barriguitas bien llenas y el corazón contento, a petición del novio, le dimos a Rocky una sorpresa con un punto cubano, donde él pudo expresar su sentimientos. 

¡Muchas felicidades por tu boda Rocky y que vivan los novios!

El verano empezó para nosotras con mucha emoción, y ya solo quedaba esperar a que un nuevo curso comenzara, y poder volver a reencontrarnos en septiembre. 

Después de una larga espera y de más de un año de parón, así fue. Cuando nos dimos cuenta, el momento llegó. La universidad, los libros y la tuna aparecieron de nuevo en nuestras vidas. Salimos, tomamos algunas cervezas y comenzamos nuestros ensayos semanales. 

También tuvo lugar una ronda muy especial por Santa Cruz, a unos buenos amigos de una compañera de nuestra tuna que celebraban su aniversario. ¡Muchas felicidades a ellos también!

Todo parecía normal, pero por desgracia la vida no es siempre color de rosa. Sufrimos la erupción del volcán de la isla de La Palma, isla hermana donde tenemos compañeras y amigas de nuestra querida tuna, y que pasaron -y pasan- momentos difíciles a consecuencia de este fenómeno de la naturaleza.

Debido a ello, hemos querido también mostrar nuestro apoyo. En colaboración con Alumni ULL, la Tuna de Informática y la Tuna de Medicina de La Laguna, el día 5 de noviembre actuamos en el Paraninfo en beneficio de los afectados en la isla bonita, donde todo lo recaudado esa noche, sería destinado a los damnificados por el volcán.

af-cartel-encuentro-tunas-por-la-palma

La noche fue muy emotiva, nuestra primera salida después de mucho tiempo. No solo era importante el motivo del encuentro, ayudar a la isla de La Palma, también lo fue porque muchas de nosotras, no nos encontrábamos desde antes del confinamiento. 

Ya te puedes imaginar, los nervios a flor de piel y las ganas de salir eran intensas.

La noche era oscura, hacía frío e incluso había llovido. Pero a pesar de todo, nada nos impidió recordar momentos de antaño, y dirás, ¿cuáles? 

Nos encontrábamos en un lugar muy conocido para nosotras, la fuente de la universidad central. Allí surgió algo, justo en el centro de un gran patio, que vio cómo en 1993 se fundó nuestra tuna y ha visto cómo hemos ido creciendo año tras año.

La importancia que tiene en nuestra historia es enorme, pues ha sido la encargada de los mejores y más emocionantes momentos de nuestra etapa como novatas o pardillas dentro de la tuna. Siempre soltamos lágrimas (de alegría por supuesto) mientras escuchamos palabras y presenciamos momentos que nos llegan al corazón, y por supuesto esta noche no iba a ser menos.

En la legendaria fuente de la facultad de educación, recibió esa noche su traje, de mano de su madrina Correcaminos, la novata Carla, ahora pardilla. ¡Ya viste el terciopelo! ¡Felicidades! 

De ahí, como siempre, nos fuimos a comer y de parranda, que es algo que ya sabes que a nosotras nunca nos puede faltar.

Esta tuna vuelve a la carga, como has podido comprobar, así que en nada volveremos por aquí para contarte nuestras siguientes aventuras, y ya podemos adelantar, que no van a ser en tierras canarias precisamente… 

Si esta entrada te parece poco y quieres saber más de nosotras, síguenos en nuestras cuentas oficiales de facebook, twitter o instagram. 

Y si te ha gustado y quieres formar parte de esto, no dudes en contactar con nosotras y  venir a nuestros ensayos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.